10 experiencias en la señorial Savannah (libros, películas y fantasmas incluidos). Primera parte



Savannah “…esa ciudad de galantes costumbres a la orilla del mar…” afirmó Margaret Mitchell en su famosa obra “Lo que el viento se llevó”. Y en todo nuestro viaje por Savannah, pudimos sentir la esencia sureña que transmite la famosa historia de Scarlett O´Hara, la que esperas que aparezca detrás de cualquier rincón. En Georgia nació Scarlett y en Georgia estaba su amada plantación de algodón Tara (cerca de Atlanta). En Savannah había nacido su madre Ellen Rubillard, en el seno de una familia de descendientes de franceses, cuyo personaje es descrito en la obra como ese encanto elegante y señorial de Savannah, que aún hoy en día se mantiene.


La primera ciudad planificada de Estados Unidos, fundada en 1733 por el general británico James Oglethorpe, ha sido nombrada como uno de los mejores destinos de los Estados Unidos por innumerables publicaciones, ¡y estamos de acuerdo! Savannah rebosa el misterio del sur profundo y el tiempo parece haberse detenido en los tiempos previos a la sangrienta guerra civil. Es un gran lugar perfecto para una escapada, para explorar sitios históricos, pasear por plazas y calles tranquilas, para ver los escenarios de libros y películas y mucho más. Hasta sus cementerios son para pasear y sus fantasmas atracciones para los visitantes. Muchas publicaciones, desde USA Today hasta Travel Channel, incluyen a Savannah en sus listas de "Las ciudades más embrujadas de Estados Unidos", junto con Nueva Orleans y Salem.


Nos fuimos a pasear por Savannah y estas son las mejores experiencias de toda la ciudad:


1) Recorre tranquilamente sus calles… o el río Savannah


La ciudad fue diseñada en forma de cuadricula y puedes recorrerla entre el Savannah River y el Forsyth Park. Entre las calles, pequeños parques o plazas que rodean una fuente o una estatua de un georgiano notable. Sus calles están bordeadas por antiguos arboles cubiertos del musgo llamado “spanish moss” y hermosas fachadas de casas históricas, museos, iglesias. Lo mejor es recorrerla a pie, aunque dos empresas ofrecen unos tranvías turísticos con paradas para subir y bajar donde quieras a lo largo del día. También puedes recorrer el río en alguno de los cruceros que se ofrecen, desde los más turísticos con un recorrido de una hora y media o más sofisticados, al atardecer, con cena y música.







El lugar más turístico de Savannah, para pasear mientras haces alguna compra o tomas algo es Savannah Riverfront, una calle de adoquines frente al río. Muy cerca el City Market, que ocupa el lugar del mercado histórico de la ciudad, un paseo al aire libre rodeado de tiendas de souvenirs, galerías de arte, restaurantes. Factors Walk, ubicado en un acantilado entre las calles Bay y River, son antiguos edificios de ladrillo rojo, los almacenes del algodón de las plantaciones que llegaba a Savannah. Aquí se preparaba y se establecía el precio del algodón antes de transportarlo hasta el río para comercializarlo. Puedes ir a calles como Whitaker y Jones para admirar mansiones históricas. Y si eres amigo de las leyendas de fantasmas, acércate a Abercorn Street, exactamente en el número 432, donde te espera una casa donde dicen aparece el fantasma de una niña que murió por los castigos excesivos de su padre al no permitirle jugar con niños pobre o de color.



2. Explora y tómate fotos en sus 22 plazas además de saludar a los personajes famosos de las estatuas


Puedes conocer la ciudad mientras recorres cada una de sus 22 plazas, relativamente cerca unas de otras y todas diferentes y con un estilo propio. Johnson Square es una de las plazas originales de la fundación de la ciudad, mientras que Oglethorpe Square rinde homenaje a su fundador. Y aunque no es una "plaza", Forsyth Park es el parque público más famoso de la ciudad con su hermosa fuente blanca, que no la más original: fue ordenada por catálogo así que existen fuentes similares en Nueva York, Perú y Francia.