10 experiencias en la señorial Savannah (libros, películas y fantasmas incluidos). Primera parte



Savannah “…esa ciudad de galantes costumbres a la orilla del mar…” afirmó Margaret Mitchell en su famosa obra “Lo que el viento se llevó”. Y en todo nuestro viaje por Savannah, pudimos sentir la esencia sureña que transmite la famosa historia de Scarlett O´Hara, la que esperas que aparezca detrás de cualquier rincón. En Georgia nació Scarlett y en Georgia estaba su amada plantación de algodón Tara (cerca de Atlanta). En Savannah había nacido su madre Ellen Rubillard, en el seno de una familia de descendientes de franceses, cuyo personaje es descrito en la obra como ese encanto elegante y señorial de Savannah, que aún hoy en día se mantiene.


La primera ciudad planificada de Estados Unidos, fundada en 1733 por el general británico James Oglethorpe, ha sido nombrada como uno de los mejores destinos de los Estados Unidos por innumerables publicaciones, ¡y estamos de acuerdo! Savannah rebosa el misterio del sur profundo y el tiempo parece haberse detenido en los tiempos previos a la sangrienta guerra civil. Es un gran lugar perfecto para una escapada, para explorar sitios históricos, pasear por plazas y calles tranquilas, para ver los escenarios de libros y películas y mucho más. Hasta sus cementerios son para pasear y sus fantasmas atracciones para los visitantes. Muchas publicaciones, desde USA Today hasta Travel Channel, incluyen a Savannah en sus listas de "Las ciudades más embrujadas de Estados Unidos", junto con Nueva Orleans y Salem.


Nos fuimos a pasear por Savannah y estas son las mejores experiencias de toda la ciudad:


1) Recorre tranquilamente sus calles… o el río Savannah


La ciudad fue diseñada en forma de cuadricula y puedes recorrerla entre el Savannah River y el Forsyth Park. Entre las calles, pequeños parques o plazas que rodean una fuente o una estatua de un georgiano notable. Sus calles están bordeadas por antiguos arboles cubiertos del musgo llamado “spanish moss” y hermosas fachadas de casas históricas, museos, iglesias. Lo mejor es recorrerla a pie, aunque dos empresas ofrecen unos tranvías turísticos con paradas para subir y bajar donde quieras a lo largo del día. También puedes recorrer el río en alguno de los cruceros que se ofrecen, desde los más turísticos con un recorrido de una hora y media o más sofisticados, al atardecer, con cena y música.







El lugar más turístico de Savannah, para pasear mientras haces alguna compra o tomas algo es Savannah Riverfront, una calle de adoquines frente al río. Muy cerca el City Market, que ocupa el lugar del mercado histórico de la ciudad, un paseo al aire libre rodeado de tiendas de souvenirs, galerías de arte, restaurantes. Factors Walk, ubicado en un acantilado entre las calles Bay y River, son antiguos edificios de ladrillo rojo, los almacenes del algodón de las plantaciones que llegaba a Savannah. Aquí se preparaba y se establecía el precio del algodón antes de transportarlo hasta el río para comercializarlo. Puedes ir a calles como Whitaker y Jones para admirar mansiones históricas. Y si eres amigo de las leyendas de fantasmas, acércate a Abercorn Street, exactamente en el número 432, donde te espera una casa donde dicen aparece el fantasma de una niña que murió por los castigos excesivos de su padre al no permitirle jugar con niños pobre o de color.



2. Explora y tómate fotos en sus 22 plazas además de saludar a los personajes famosos de las estatuas


Puedes conocer la ciudad mientras recorres cada una de sus 22 plazas, relativamente cerca unas de otras y todas diferentes y con un estilo propio. Johnson Square es una de las plazas originales de la fundación de la ciudad, mientras que Oglethorpe Square rinde homenaje a su fundador. Y aunque no es una "plaza", Forsyth Park es el parque público más famoso de la ciudad con su hermosa fuente blanca, que no la más original: fue ordenada por catálogo así que existen fuentes similares en Nueva York, Perú y Francia.







En la Wright Square, también conocida como "La Plaza Colgante", te puedes encontrar a uno de los fantasmas más famosos de la ciudad, el de Alice Riley, la primera mujer ahorcada en Georgia por cometer el primer asesinato en la colonia. Algunos dicen además era bruja y lanzó el hechizo que explica por qué que el musgo español no crece en un lado de los robles de la plaza. Pero el espíritu de Alice no está solo. En 1739, el jefe de la tribu Yamacraw que poblaba estas tierras, Tomo-Chi-Chi, que ofreció paz y cooperación a los primeros colonos, fue enterrado en el centro de la plaza, y se marcó con una pirámide de piedra, el primer monumento de Savannah. Más de 100 años después, tras la muerte de William Washington Gordon, un destacado y respetado político y hombre de negocios recibió el honor de un monumento en la Plaza Wright. Para dar paso al nuevo monumento de Gordon, la ciudad profanó la tumba de Tomo-Chi-Chi y esparcieron sus huesos por la parcela de tierra sin ceremonias y, aunque después un nuevo monumento de granito se levantó, su espíritu vaga sin descanso por la plaza. Si visitas su monumento en la esquina sureste de la plaza y lo rodeas tres veces mientras dices "Tomo-Chi-Chi", su fantasma podría aparecer. No dejes de acercarte a Chippewa Square, te encontrarás con uno de los rincones más famosos de Hollywood, pero esta historia te la cuento en la segunda parte de esta publicación, a ver si mientas adivinas cuál es.







Mientras estés en las plazas, no te pierdas sus estatuas. Saluda a Johnny Mercer en Ellis Square, James Oglethorpe en Chippewa Square, Sargento William Jasper en Madison Square y John Wesley en Reynolds Square, entre muchos otros. Casi todas están rodeadas por leyendas de apariciones. En Monterey Square está el monumento a Casimir Pulaski, sgeneral del ejercito continental que murió en el asedio de Savannah en la revolución americana y cuyos restos están enterrados en esta plaza. Los que pasean por aquí al anochecer hablan de encuentros fantasmales con un hombre vestido con atuendo de la era revolucionaria. En Johnson Square, otro héroe de la guerra de independencia, Nathanael Greene, segundo al mando del general George Washington, cuyos restos están enterrados aquí junto a los de su hijo. Su espíritu, dicen, también pasea por aquí al anochecer.



3. Admira las Casas Históricas (algunas incluso por dentro)


Visitar las mansiones de estilo antebellum (construidas antes de la Guerra Civil) es una de las actividades favoritas de los visitantes de Savannah. Algunas ofrecen recorridos por su interior y muchas de ellas están embrujadas presumiendo de tener su propio fantasma (o varios), lo que las hace muy populares. Mansiones para visitar son King-Tisdell Cottage, una hermosa casa victoriana de estilo "Gingerbread" que alguna vez albergó a un miembro prominente de la adinerada sociedad negra de Savannah, y hoy sirve como museo de la herencia afroamericana de Savannah. Y la Juliette Gordon Low Birthplace House, hogar de la de la fundadora de las Girl Scouts of America. La Owens-Thomas House, es la más visitada, y tiene un tour guiado por el interior, los jardines y las barracas de los esclavos. Es un lugar con muchos secretos y fantasmas. Los espíritus aquí permanecen, incapaces de cruzar al otro lado, y deambulan por los pasillos y habitaciones de esta propiedad que llaman hogar. Uno de los espíritus más vistos es un hombre bien formado con cabello negro azabache, vestido con atuendo de la década de 1830. A este hombre aparentemente le gusta estar de pie en el salón del frente, mirando a los invitados mientras se aventuran por la casa. Una vez cansado, simplemente desaparece, atravesando una pared. Otro es el fantasma de la Dama de Gris, el espíritu de Margaret Thomas, una antigua propietaria que murió en la casa, y que sido visto por la noche, paseando por el jardín. Y, por supuesto, como debe ser en una buena una casa encantada en el comedor las sillas se mueven ocasionalmente y se han escuchado ruidos inexplicables.







Otra mansión famosa es Mercer Williams House, que vemos arriba, no sólo por ser donde se produjo el crimen que luego centró la novela” Medianoche en el jardín del bien y del mal”, del que les contaré más después. El protagonista de este crimen, el dueño de la casa Jim Williams, cuyo espíritu también cuentan que deambula por la casa, solía celebrar todos los años la fiesta más grandiosa de navidad hasta los años 50. Pues hay informes que señalan que si pasas delante de esta casa la noche en que Jim Williams haría su fiesta anual de Navidad, verás la luz del candelabro iluminar toda la casa y reflejos de imágenes de los invitados en las ventanas mientras se mueven de habitación en habitación, las mujeres con sus mejores vestidos de sociedad, y hombres vestidos de punta en blanco cuando entran a la casa, llegando a las festividades elegantemente tarde.



4. Explora los lugares para el descanso eterno


En medio de la ciudad, convertido en un tranquilo parque, te encuentras el Colonial Park Cemetery, el cementerio más antiguo de con más de 10,000 personas enterradas desde 1789, incluyendo una sección de antiguas tumbas de esclavos y personas de color libres, la tumba de Juliette Gordon Low, la fundadora de las Girl Scouts, y una fosa común de las víctimas de la epidemia de fiebre amarilla, lugar señalado con una marca histórica. Este cementerio de Colonial Park es considerado uno de los lugares más embrujados de toda Savannah y no es raro que los que pasan por allí vean figuras sombrías que se mueven silenciosamente a través de las lápidas, unos dicen que son los espíritus de las víctimas de la epidemia. El espíritu más famoso es el de Rene Rondolier, que se reconoce porque en vida era una persona muy alta. Rene fue atrapado después de asesinar a dos niñas dentro del cementerio y allí mismo fue linchado y colgado de un árbol.







Un poco más lejos, fundado en 1846 en los terrenos de una plantación, está uno de los más famosos cementerios de Estados Unidos (y del mundo), la imagen perfecta de la arquitectura y el diseño del gótico sureño, con sus robles y musgo “spanish moss” y muchas tumbas históricas y leyendas de fantasmas. Se hizo famoso por ser escenario del libro de John Berendt, "Medianoche en el jardín del bien y del mal" (ya les voy a contar más adelante). Es uno de los lugares más visitados de la ciudad, ayudándote con un mapa que te dan en el centro de visitantes y que puedes recorrer en tu coche. Entre muchas tumbas de personajes famosos la más visitada es la tumba de la pequeña Gracie Watson, que murió de neumonía con solo 6 años, cuyo espíritu se aparece jugando por los alrededores. Algunos visitantes aseguran haber sentido un escalofrío al mirar a los ojos de su estatua que preside su tumba, mandada a construir por sus afligidos padres.



Hasta aquí esta primera parte, no dejes de seguir nuestro paseo por Savannah en la siguiente parte, para que descubras más experiencias en esta sureña ciudad, fantasmas incluidos.




Escríbeme
 
viajarycelebrar@gmail.com
 
Me encantará conocer
tus opiniones y comentarios.