Postres del Mundo. Galicia: La Tarta de Santiago

June 26, 2017

Recorrer el Camino de Santiago, o simplemente visitar Santiago de Compostela, te permitirá disfrutar uno de los postres más emblemáticos relacionados con la historia del Camino: la Tarta de Santiago.

 

La creciente popularidad en todo el mundo del Camino de Santiago, ha impulsado la fama de esta Tarta más allá de las fronteras. En el año 2015, la publicación estadounidense "Bussines Insider" la consideró uno de los “25 mejores postres del mundo”, definiéndola como “una rica tarta de almendras que tiene una rica historia cuyo origen está en la Edad Media en Galicia, una región en el noroeste de España”.

 

La Tarta de Santiago es una tarta tradicional de la cocina gallega de la que se desconoce su origen. Actualmente se puede comprar en casi todas las pastelerías de los pueblos y ciudades por donde pasa el Camino de Santiago, desde Roncesvalles o Jaca hasta Santiago de Compostela. Es además el postre más consumido en Galicia durante el mes de julio por cuanto el 25 de julio es la fiesta grande de Santiago Apóstol.   

 

 

 

Origen de la Tarta de Santiago

 

Según las referencias históricas, no se sabe nada acerca del consumo de almendra en Galicia durante la Edad Media, donde no se produce, pero se sabe que al ser un producto escaso, que llegaba por mar desde el sur de la Península, lo convertía en un lujo reservado sólo a los ricos. Poco a poco se fue generalizado su uso a toda la población, como lo muestran los distintos postres que con almendra se realizan en toda Galicia.

 

La primera noticia que se tiene del uso de este "bizcocho de almendra", al que hoy conocemos como Tarta de Santiago, procede de 1577 durante una visita de Pedro de Porto a la Universidad de Santiago, incluida en un texto sobre las comidas que los estudiantes de la Universidad daban a los profesores con motivo de su graduación. Aunque recibía el nombre de “Torta real”, su elaboración con almendra molida, azúcar y huevos, cocido al horno y servido en una pieza o fragmentada en dos porciones individuales, confirma la teoría de que se trata del mismo dulce que hoy llamamos Tarta de Santiago.

 

Sin embargo, la primera receta como la conocemos hoy en día se encuentra en los Apuntes de confitería de Luis Bartolomé de Leybar que datan de 1838 y donde recibe el nombre de “vizcocho de almendras”. Más adelante, se menciona en el libro “El confitero y el pastelero: libro muy útil para los jefes de casa, fondistas y confiteros” de Eduardo Merín, publicado en Ferrol, Galicia, en 1893, y que proporciona una segunda receta bajo el nombre de “Tarta de Almendra” que se adorna con una fina capa de azúcar molida.

 

El origen de la Cruz de Santiago representada en azúcar en su superficie data de 1924, cuando José Mora Soto, fundador de la compostelana «Casa Mora» comienzan a adornar las tartas de almendra con la que sería esta silueta característica. Según sus descendientes, buscaba dar un toque distinto a un producto tradicional, típico de la ciudad y especialidad de la casa. Esta idea alcanzó un gran éxito al unir un producto tradicional como la tarta a un símbolo inequívoco de la ciudad, la Cruz de Santiago. La iniciativa fue seguida pronto por otros compostelanos y al hilo de la creciente fama de esta tarta, se difundió por toda Galicia, alcanzando gran éxito.

 

El 3 de marzo de 2006 la Tarta de Santiago entró en el registro de Indicación Geográfica Protegida, donde se especifican todas las características de la receta original: se compone únicamente de almendras (como mínimo el 33 por ciento del peso total), azúcar (mínimo 33 por ciento) y huevos (mínimo 25 por ciento). También podrá contener ralladura de limón, vino dulce, aguardiente, brandy y otros espirituosos, Debe tener forma redonda, cubierta con azúcar glas o molida y la silueta de la Cruz de Santiago en la superficie. Su textura es esponjosa y granulada, con el sabor típico a almendra. 

 

Hagámosla en casa: la receta

 

Para poder disfrutar en casa esta rica Tarta, he buscado y comparado varias recetas en internet. La verdad que es un postre muy sencillo. Comparto con ustedes la que hago para mis amigas cuando nos reunimos a merendar:

 

Ingredientes:

 

250 gr de harina de almendras

250 gr de azúcar

5 huevos

1 cucharadita pequeña de canela

Ralladura de la piel de 1/2 limón

Azúcar glas para decorar y hacer la Cruz de Santiago

Plantilla de la Cruz, que se consigue en internet para recortar

 

 

 

Preparación:

 

Se mezclan el azúcar y los huevos batiéndolos bien hasta que empiecen a blanquear. Incorporamos, batiendo a mano en forma envolvente, las almendras molidas, la canela y la ralladura del limón, hasta que todo esté bien incorporado sin batir demasiado.

 

Echamos la mezcla en un molde redondo de unos 22 cm. desmontable que hemos engrasamos con un poco de mantequilla. Horneamos a 170ºC – 350°F unos 30 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Asegurarnos que no se pase la cocción para que tenga la suavidad característica y no quede seca.

 

Sacamos del horno, esperamos que se enfríe y desmoldamos. Una vez fría, se espolvorea con azúcar glas toda la superficie de la tarta, a la que hemos colocado previamente la plantilla de la cruz de Santiago.

 

¡A disfrutar!

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

Escríbeme
Me encantará conocer tus opiniones y comentarios. Escríbeme a:
viajarycelebrar@gmail.com
Reserva aquí tu hotel
Excursiones
Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 by Viajarycelebrar.  Proudly created with Wix.com