Buscando la Fuente de la Eterna Juventud de Ponce de León en Florida


Muy cerca de Ponte Vedra Beach, el lugar donde los historiadores señalan el punto donde desembarcó Ponce de León, está la ciudad de St. Agustine, antes San Agustín, fundada en 1565 por el español Pedro Menéndez de Avilés, siendo la ciudad continuamente habitada más antigua de los Estados Unidos. En esta pequeña ciudad, se encuentra el Parque Arqueológico de la Fuente de la Juventud (Fountain of Youth National Archaeological Park), un parque creado en el lugar arqueológico que señala el emplazamiento de la ciudad original, y allí puedes visitar un manantial de agua, en torno al cual se ha recreado la leyenda más famosa que ha acompañado a través de los años la figura de Ponce de León.


1513


Ponce de León ya hemos visto que llego a las costas de la Florida un 2 de abril de 1513, y según la mayoría de los historiadores desembarco en el punto 30 grados 8 minutos de latitud norte: hoy en día Ponte Vedra Beach, muy cerca de St. Agustine (la San Agustín de los españoles). Al día siguiente, Ponce desembarcó, tomó posesión del territorio en nombre del rey de España y la llamó “Florida” por lo exuberante de la vegetación y por ser el día de la pascua de resurrección para los cristianos.


Estos son los hechos históricos. Pero después está la leyenda que ha hecho famoso a nuestro personaje con el pasar de los años: dice que lo que Ponce de León y sus hombres estaban buscando en la Florida era la fuente de la eterna juventud, símbolo de la inmortalidad y la longevidad, una legendaria fuente de agua que supuestamente cura y devuelve la juventud a quien beba de sus aguas o se bañe en ellas.


El mito de la fuente de la juventud es muy antiguo y se conoce en muchas antiguas culturas a lo largo del planeta. Las historias de los nativos americanos del caribe sobre la fuente curativa estaban relacionadas con la mítica isla de Bimini, un país de riqueza y prosperidad situado en algún lugar del norte, posiblemente en la ubicación de las Bahamas. Sequene, un jefe arahuaco de Cuba, al parecer había sido incapaz de resistir la tentación de Bimini y su fuente restauradora. Reunió a un grupo de aventureros y navegó al norte, para no volver jamás. Sus antiguos súbditos más optimistas decían que Sequene y sus seguidores habían encontrado la fuente de la juventud y vivían lujosamente en aquella tierra para siempre.


Los españoles supieron de la existencia de Bimini (el territorio que luego sería Florida) gracias a la tribu arahuacos de La Española, Cuba y Puerto Rico. Por lo tanto, es muy probable que la leyenda influyera en la exploración de Ponce de León. Se empezó a difundir entonces la versión de que Ponce de León pasó su vida buscando la fuente de la eterna juventud.​ Él nunca dijo nada de que buscara la fuente, ​ si bien el explorador Hernando de Escalante Fontaneda en su obra Memoria de las cosas y costa e indios de la Florida, de 1575, afirmó que había ido a buscarla porque le habían hablado de ella indios de Cuba y Santo Domingo.​ También el historiador Antonio de Herrera y Tordesillas, en sus Décadas, publicadas a principios del 1600, afirma que los caciques nativos hacían visitas regulares a la fuente. Un frágil anciano se volvía tan completamente restaurado que podía reanudar “todos los ejercicios del hombre... tomar una nueva esposa y engendrar más hijos”. Herrera añade que los españoles habían examinado sin éxito cada “río, arroyo, laguna o estanque” de la costa de Florida buscando la legendaria fuente. ​ Se sabe también que esta leyenda sí influyó en otros conquistadores españoles en Norteamérica como Alvar Núñez Cabeza de Vaca, aunque esa influencia fue anecdótica.


2018


Fuimos a visitar el lugar donde desembarcó Ponce de León, los famosos 30 grados 8 minutos de latitud norte, y desde allí llegamos a St. Agustine, la ciudad donde más se recuerdan las hazañas de Ponce de León. El principal puente de la ciudad lleva su nombre, a los pies del cual está la plaza y una estatua dedicadas a este explorador. Allí está el edificio del primer gran hotel de Florida, construido por el magnate petróleo Henry Flager en 1888, el Ponce de León Hotel (hoy Flager College).


Estando en St. Agustine, aprovechamos para acercarnos al Fountain of Youth National Archaeological Park, una especie de parque temático creado en torno a la historia de esta primera colonia española.


Para llegar, debes cruzar la Magnolia Avenue, un bosque en que los arboles están cubiertos por líquenes típicos del sur de los Estados Unidos. Una bella estampa que mereció una parada para la respectiva fotografía. Conocido como "spanish moss"o musgo español, los nativos americanos lo llamaban Itla-Oklahoma, que significaba "pelo de árbol". A los exploradores franceses, que trataban de conquistar los territorios españoles en Norteamérica, esto les hizo recordar las largas barbas de los conquistadores españoles, así que lo llamaron "Barbe Espagnol" o "barba española". Los españoles replicaron llamándolo "pelo Frances". El nombre francés ganó, y el término "Spanish Moss" se mantiene hasta nuestros días.


El Parque está construido alrededor de las excavaciones arqueológicas que se están haciendo para rescatar vestigios de la historia de Florida. En el parque se reproducen hechos relacionados con la primera comunidad española fundada por Pedro Menéndez de Avilés en 1565, incluyendo una reproducción de la Misión Nombre de Dios, donde se celebró misa por primera vez en los Estados Unidos.


Además, hay una reproducción de un poblado de los Timucas, los nativos que habitaban en la región, así como de los utensilios y muestras de su cultura como el especial culto que le tenían a los búhos, y una canoa como las utilizadas para atacar los barcos de los españoles (eran tribus muy feroces y fue casi imposible conquistarlos y cristianizarlos).