Descubriendo el Downtown con la ruta See Art Orlando

December 9, 2018

Orlando “the city beautiful” recibió 72 millones de visitantes en el año 2007 (para que tengan una idea, España como país recibió 82 millones). Cuando los viajeros piensan en Orlando como destino turístico, piensan en los famosos parques temáticos de Disney, Universal y Sea World, pero esta ciudad, y el centro de Florida en general, tienen mucho más que ofrecer, así que campañas recientes están promoviendo un turismo alternativo que incluye playas, naturaleza, senderismo, historia y gastronomía.

 

El Ayuntamiento de Orlando ha creado varias rutas para promover el turismo en la ciudad, entre ellas See Art Orlando, que te permite conocer un poco más el Downtown localizando las numerosas obras de arte que se exponen permanentemente al aire libre. La otra ruta que proponen es la Downtown Orlando Historic Districts Walking Tour.

 

 

Un domingo bien temprano nos planteamos combinar ambos recorridos por nuestra cuenta (también se pueden contratar en la oficina de turismo). Aquí les presento mi recorrido por el Downtown, una forma de conocer Orlando para pasar un día diferente cuando vayan a visitar Disney y Universal.

 

Empezamos nuestro día en el Farmers Market que se celebra los domingos en el parque que bordea el Lago Eola, en el centro del Downtown, y en el que productores y artistas locales ofrecen sus productos. Todas las ciudades de la llamada Florida Central celebran el suyo los fines de semana, lo que se ha convertido en una alternativa diferente para pasar una mañana, a la vez que adquieres productos más sanos y contribuyes con la economía de los locales.

 

 

Luego de recorrer los puestos, y con el mapa de las dos rutas disponibles en la página de turismo del ayuntamiento, comenzamos nuestro paseo por el Downtown. Para ello, nos dirigimos a la zona de Church St., con muchas opciones para estacionar y desde allí comenzar nuestro recorrido a pie. Es en esta antigua calle de Church St., donde se encuentra la Church Steet Station, también conocida como Old Orlando Railroad Depot, construida en 1889 como parte del sistema ferroviario que cruzaba la Florida entre Jacksonville y Tampa, y que contribuyó al desarrollo de la región. Figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos. SunRail ahora tiene una parada cerca, parte de una línea que viaja a ciudades pequeñas vecinas.

 

 

 

Los edificios de esta calle, así como las vecinas Orange Av y Pine St, son los más antiguos de la ciudad, y es a partir de estas calles donde comenzó a desarrollarse. Todos han sido restaurados y albergan tiendas, bares, restaurantes. Los más antiguos que se conservan son el Rogers Building y el Railroad Depot, pero todos son muy bonitos. La zona se ha convertido en un centro de entretenimiento para las noches y fines de semana y es donde se reúnen los seguidores del equipo local de futbol Orlando City y el de básquet Orlando Magic, cuando hay partido en los cercanos estadios el Orlando City Stadium y el Anway Center, respectivamente.

 

 

Después de dar una vuelta admirando la arquitectura de la época, llegamos al cruce de Church St y Magnolia Av., donde se encuentra la primera obra de arte de la ruta See Art Orlando, “Astrogenesis II” por Wendy Ross.

 

 

Siguiendo por Magnolia Av. Subimos hacia Central Blv. donde nos encontraremos con la enorme esfera de “Global Convergence” por Deedee Morrison.

 

 

Aquí hay dos importantes edificios, uno de ellos, la Biblioteca Pública de Orlando, una de las más grandes de los Estados Unidos.

 

 

Un poco más allá, el Orange County Regional History Center. Aquí podemos detenernos según el gusto de cada quién. Yo hice mi primera parada en este museo de historia , que se encuentra en el edificio de 1927 donde funcionaba la Old Orange County Courthouse, los juzgados de la ciudad.

 

 

El museo merece la pena una visita porque presenta una importante muestra de los 12 mil años de la historia de Florida, desde sus primeros habitantes del centro de Florida, calusas y timucuas, pasando por la conquista española, y las primeras industrias como la de la naranja hasta el día en que todo cambió: la inauguración del primer parque de Disney World en 1971. En su interior se mantiene una de las salas del antiguo juzgado con sus sillas originales. Yo lo recorrí con calma, una hora más o menos porque no es muy grande.

 

Ahora seguimos por esta misma avenida para encontrar la Catedral católica de Orlando, St. James Cathedral o de Santiago, un bonito edificio, moderno pero muy coqueto. El interior es muy bonito.

 

 

Ahora ya seguimos hacia la zona del Lago Eola, hacia Robinson St. y Rosalind Av., dos de las cuatro avenidas que lo bordean. Un parque ocupa la zona del Lago, que se ha convertido el lugar de esparcimiento favorito de los locales. Es aquí donde hacen ejercicio, pasean a los niños, se celebran los fuegos artificiales de la ciudad del 4 de julio y de fin de año.

 

 

En el lago la fuente, símbolo oficial de la ciudad de Orlando. Llamada “Linton E. Allen Memorial Fountain”, pero mejor conocida como la Fuente del Centenario porque se construyó en 1957 para celebrar el primer centenario de la ciudad. La fuente tiene un show de luces y sonido que opera en las noches entre 8:00 y 9:30 pm. Como dato curioso, la fuente no está en el centro del lago como se supone que debería estar, y ello obedece a que este lago se formó a partir de un sumidero en la tierra de 7 mts de profundidad (los llamados sinkholes que suelen aparecer en esta zona por la calidad del terreno y a partir de los cuales se forman estos lagos).

 

 

Otra curiosidad del lago son los famosos cisnes de Orlando. El primer cisne fue traído en 1922 por inglés que los criaba en el cercano Lago Lucerne y los que vemos son los descendientes de los primeros, conservados y cuidados por las autoridades. Hay más de 50 cisnes en Lake Eola, de cinco razas diferentes: whooper, mute real, trompetista, cuello negro y negro australiano. Estos cisnes inspiraron los botes en forma de cisne que también forman parte de las atracciones que identifican el downtown y que se pueden alquilar para dar un agradable paseo.

 

 

Otro ícono relacionado con el Lago Eola es el bonito Aanfiteatro Walt Disney, con su bóveda de arco iris, y donde se suelen presentar conciertos y eventos culturales, muchos de ellos gratis. Fue en 1989 cuando recibió este nombre al ser restaurado el antiguo auditorio de la ciudad conocido como Bandshell, que estaba en otro lugar del lago desde 1886.

 

 

En el paseo que recorre todo el lago, han colocado muchas obras de arte. La primera escultura que nos encontramos aparece escondida entre la hierba. Se trata de “The Muse of Discovery”, de Meg White.

 

 

Siguiendo por Robinson St. llegamos a la escultura más representativa de la ciudad, “Take Flight”, por Douwe Blumberg, aves que alzan el vuelo con los modernos edificios de la ciudad al fondo.

 

 Más adelante la escultura "Union", de Ralfonso Gschwend.

 

 

Ya nos encontramos en el borde oriental del lago, sobre Eola Dr. Un monumento de piedra con una placa llama nuestra atención. Se trata del "Orlando Reeves Memorial". No había leído nada sobre esto así que tuve que investigar al llegar a casa. Esta placa fue colocada en 1939 por unos estudiantes para conmemorar la muerte de un ciudadano local llamado Orlando Reeves, que fue asesinado muy cerca de aquí, durante la segunda guerra contra los indios Seminole en el siglo XIX. Según la tradición, la ciudad lleva su nombre en su honor, aunque no existe documentación oficial que lo respalde ni récords militares sobre la existencia de este Orlando. Sin embargo, la placa se ha conservado como un recuerdo de la leyenda.

 

 

Llegamos ahora a la denominada Plaza Internacional y su puente que se adentra en el lago. Hay unos bustos de personajes famosos pero el que nos interesa, como siempre que andamos por una nueva ciudad, es el busto en honor al Libertador Simón Bolívar, regalado a la ciudad por el gobierno de Venezuela en 1996.

 

 

Seguimos caminando bordeando el lago y encontramos más obras de la ruta del arte de la ciudad,

 

 “Monument in Right Feet Major”, de Todji Kurtzman

 

 “Centered” de C.J. Rench (donada por Universal Orlando Resort)

 

 

Para finalizar nuestro paseo volvemos hacia donde comenzamos, donde habiamos estacionado. En el camino uno de los lugares más famosos y representativos de la ciudad, el “Dr. Phillips Center for Performing Arts”, inaugurado en 2014, centro de la actividad cultural de la ciudad junto con el Anway Center, que también está por esta zona.

 

 

Y enfrente la obra con la que cerramos este paseo cultural, "Tower of Light" de Ed Carpenter.

 

 

La oferta cultural de Orlando es increíble y hay para todos los gustos todo el tiempo, conciertos, danza, teatro, magia. No te aburres nunca en Orlando con todas las actividades que hay para hacer, empezando por supuesto por sus famosos parques de atracciones. Poco a poco te iré descubriendo más lugares de Florida, seguimos en contacto por aquí.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

Escríbeme
Me encantará conocer tus opiniones y comentarios. Escríbeme a:
viajarycelebrar@gmail.com
Reserva aquí tu hotel
Excursiones
Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 by Viajarycelebrar.  Proudly created with Wix.com