Una historia de romanos en Gijón

January 3, 2020

Una de las más recientes propuestas turísticas de Asturias es la marca "Gijón Romano" para dar a conocer la importancia que tuvo en la historia del Imperio Romano en Hispania, al norte de España. Así que me pareció super interesante ir a conocer en directo los restos visitables que se han descubierto de la época cuando los romanos vivían en Gijón

 

Los orígenes de Gijón se remontan al poblado astur de Noega, situado en la Campa Torres y habitado desde los siglos VI - V a.C. hasta el siglo II d.C. por los cilúrnigos, nombre de raíz céltica que significa "caldereros", indicativo probablemente de su principal actividad, la explotación del cobre. En el s. I a.C llegó el Imperio Romano al noroeste ibérico y una vez vencido a los astures y cántabros, se instalan en Noega primero, y más adelante en el vecino Cerro Santa Catalina, donde fundan la ciudad de Gigia, lo que les permitió dominar toda la costa norte de la península y asegurar la salida por el mar.  Pese a la aparente importancia que debió de tener la urbe de Gigia es muy poco lo que se conoce de ella. Los restos arqueológicos son escasos pues yacen bajo el casco antiguo de la ciudad, el barrio de Cimadevilla. Así, diseñamos una ruta por los restos romanos visitables que hoy quiero que conozcan:

 

La Muralla Romana de Cimadevilla

 

Las huellas de Gigia, hoy el barrio de Cimadevilla, las encontramos en los restos de la muralla levantada a finales del siglo III d.C. y principios del siglo IV d.C. Tenían una considerable anchura de 4,6 m. y estaban flanqueadas por 16 torres semicirculares, rodeando el perímetro de la península que no estaba defendida por el mar. Fueron destruidas hacia 1395, y sus restos fueron usados para construir viviendas y palacios, manteniéndose en la actualidad restos integrados entre los edificios. Tras su descubrimiento en 1982, sobre el basamento original, se han reconstruido algunos tramos de las antiguas murallas con ladrillo, tratando de recrear su imagen original. 

 

Restos Romanos en Cimadevilla

En la Plaza del Marqués se puede apreciar un pozo que formaba parte de una fábrica de salazones. Muy cerca, se halla la Torre del Reloj, Centro de interpretación de la historia de la villa, donde podemos contemplar los resultados de las excavaciones arqueológicas, y el lugar donde se encontraba la puerta de acceso a la ciudad, formada por dos torres cuadrangulares con entrada de doble arco, cuyos cimientos han sido recuperados y expuestos al público permanentemente.

 

Estatua de Octavio Augusto

Donde empieza la playa de San Lorenzo y a pocos metros de la Plaza Mayor, encontramos una copia moderna de una estatua del emperador Octavio Augusto, primer emperador de Roma, que marca la entrada a las Termas de Campo Valdés, y que recuerda su paso por la ciudad, para enfrentar a las tribus astures que se resistían al dominio romano, a las cuales venció (19 dC).

 

Termas Romanas de Campo Valdés

EL Museo de las Termas fue inaugurado en 1995. Este complejo termal se usó desde mediados del siglo I dC. hasta finales del siglo IV dC. como baños públicos, con un sistema de baños calientes y fríos, saunas y ejercicios físicos. Además, era un lugar de encuentro y reuniones. Los restos están muy bien conservados y podemos admirar perfectamente los restos de las principales estancias de las termas a través de un sistema de pasarelas.

 

Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres

Los otros yacimientos importantes de Gijón se encuentran a las afueras. Nos dirigimos primero al Parque de la Campa Torres, que como ya dijimos fue primero Noega, donde vivían los primeros pobladores de origen celta, y luego fue poblada por los romanos a su llegada. Pese a que se calcula que solo se ha excavado un 10 por ciento del yacimiento, pueden verse murallas del siglo VI aC, y cimientos de edificios tanto de época celta como de época romana. Un museo anexo, el Centro de Interpretación del Parque, instalado en un antiguo bunker de la Guerra Civil española, cuenta con una exposición permanente donde se recorre la historia del poblado desde sus orígenes hasta la época romana.

 

Villa Romana de Veranes

En las cercanías de Gijón, a 16 kilómetros, sobre una montaña con vistas al mar, se encuentran los restos arqueológicos de una villa romana construida en el siglo IV dC. Se supone que esta casa señorial pertenecía a un noble llamado Veranius. La visita comienza en el Museo, donde se exponen los objetos hallados en las excavaciones, para seguir a lo largo de un sendero por todas las estancias de la casa, el área del triclinium, las habitaciones del señor, los baños y el oecus, la sala de reuniones del señor, donde se exhiben los restos de un importante mosaico que decoraba el suelo de la estancia.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

Escríbeme
Me encantará conocer tus opiniones y comentarios. Escríbeme a:
viajarycelebrar@gmail.com
Reserva aquí tu hotel
Excursiones
Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2017 by Viajarycelebrar.  Proudly created with Wix.com