Córdoba sabe a...


Pastel Cordobés, un pastel redondo de hojaldre relleno de cabello de ángel al que se le puede añadir jamón, en una perfecta mezcla de dulce y salado, y el que, una vez horneado, se decora con azúcar y canela.


Se suele preparar el 17 de noviembre (patronos de Córdoba: San Acisclo y Santa Victoria) desde el año 1998 cuando empezaron a celebrarse las jornadas del pastel cordobés, en las que se reparte gratuitamente una porción de pastel a cada uno de los asistentes. Sin embargo, se tiene constancia que el origen de esta delicia la tenemos en el periodo del ocupaciòn musulmana, cuando la ciudad era el centro del Califato de Córdoba, luego en época cristiana se empezó a elaborar con manteca de cerdo y en el S. XIX o principios del XX los obradores cordobeses añadieron el jamón, que le da ese gusto tan especial y sorprendente.


Este pastel tan sencillo hace las delicias de los cordobeses y visitantes de la ciudad, que van buscando algún dulce típico para probarlo y llevarlo como regalo a sus familiares.

Escríbeme
 
viajarycelebrar@gmail.com
 
Me encantará conocer
tus opiniones y comentarios.