Un rincón español-cubano en Florida: Ybor City en Tampa


Nos hemos propuesto descubrir todos los rincones de la Florida Central, una ruta que hemos llamado Orlando más allá de los parques temáticos. Y así descubrimos este barrio histórico de Tampa, que originalmente fue asentamiento de una importante comunidad cubana, italiana y española, principalmente asturiana.


Nos fuimos hasta allí un sábado temprano, atraídos por su historia, después que descubriéramos por casualidad la existencia de un hermoso edificio de principios de s. XX que alberga el Centro Asturiano de Tampa y nos preguntáramos (sí, siempre estamos preguntándonos cosas que tienen que ver con la historia de los lugares a los que vamos) ¿Cómo es que en medio de la Florida central puede haber un centro asturiano, tan grande como de el de La Habana o el de Buenos Aires? (el de Caracas es más sencillo). La historia es más o menos así.


1868


Vicente Martínez Ybor, oriundo de Valencia (España) había emigrado a La Habana a mediados del s. XIX, donde estableció una importante fábrica de habanos con el tabaco que se producía en la isla. Su marca, Príncipe de Gales, llegó a fabricar y distribuir 20.000 cigarros puros al día. Hacia 1868, cuando estalla la primera guerra de Cuba por independizarse de España, Martínez Ybor tomó partido por los independentistas cubanos, a los que apoyó económicamente. Descubierto por las autoridades, huyó a Cayo Hueso, en el sur de la Florida. Allí estableció su fábrica, contratando a españoles y cubanos que también huían de la guerra, trayendo consigo el arte de hacer los habanos a mano. Pero las malas condiciones de la zona para habitarla, la infraestructura y la escasez de transportes, lo obligaron a buscar un nuevo lugar en donde instalar su fábrica.


Aprovechando las facilidades que estaban otorgando las autoridades de Tampa para la instalación de empresas en su territorio, Martínez Ybor adquirió los terrenos de un pequeño pueblo de pescadores para instalar allí su fábrica, que llegó a emplear 1200 personas. Para darles viviendas, desarrolló una empresa inmobiliaria, la Ybor Landscape Co. que le dio forma a la nueva ciudad. Su complejo industrial y residencial paso a llamarse Ybor City. La construcción del ferrocarril de Florida llevo el tren a Tampa, conectando la ciudad con Jacksonville, la capital del estado, y de allí con los puertos marítimos de las Carolinas y Nueva York, lo que le dio el impulso definitivo a la producción de habanos. Más de 150 fábricas de nuevos inversionistas se abrieron en la ciudad, trabajando con un ritmo de producción que superó largamente los 500 millones de habanos anuales, lo que le dio una riqueza inesperada a la zona.



La facilidad para conseguir empleo e instalarse que propiciaban las empresas, favoreció la llegada de los cubanos que huían de la guerra de independencia de Cuba, pues los españoles los obligaban a enrolarse para luchar de su lado. Los cubanos dominaban el arte de torcer y enrollar las hojas de tabaco a mano hasta convertirlas en puros, los “torcedores” Eran la elite de la clase trabajadora y los más cultos y mejor pagados. Su oficio era tan especializado que requería pasar un año como aprendiz antes de ser aceptado en el gremio. La lectura en voz alta de libros y periódicos por un lector designado, para acompañarlos durante las horas laborales educó a estos hombres. Pero también llegaron de Cuba, los emigrantes españoles, que eran la mayoría asturiana y gallega. Y se corrió la voz y llegaron más asturianos, españoles de otras regiones y los italianos, que huían de la Europa en guerra. Es así como se estableció y convivió una comunidad multicultural, que desarrollaron una ciudad similar a las de su origen con sus calles y edificios, y sociedades benéficas para ayudarse, apoyarse y hacer vida social con sus paisanos.




Ybor City creció y prosperó hasta que, con la llegada de la época de la gran depresión y las guerras mundiales, se produce poco a poco la reducción de la demanda mundial de tabacos, Poco a poco los residentes abandonaron el barrio en busca de nuevas oportunidades de empleo en otras ciudades de Estados Unidos. El barrio se vio luego afectado por el desarrollo urbano de Tampa y, en especial, la construcción de la autopista I4 que obligó a derrumbar muchos de sus edificios. Ybor estuvo abandono durante muchos años hasta que en los años 80 experimenta un nuevo impulso cuando se instalaron en sus locales numerosos artistas como pintores y músicos, para luego convertirse en un centro de vida nocturna y entretenimiento que le dio el impulso para la llegada de visitantes como atracción turística de Tampa.


2018


Cuando llegamos a Ybor City, al noroeste de Tampa, en la entrada de la avenida principal nos recibe un hermoso arco con su nombre, que recuerda lo turístico que se ha vuelto el lugar y señalar que a partir de ahí estamos en un lugar histórico de los Estados Unidos.


La avenida principal es la 7ma y en su letrero de indicación también se puede leer su pronunciación en español como lo hacían sus primeros habitantes.