Qué ver en la Oviedo de Florida para celebrar los 140 años de su nombre


La vida y el destino son cosa seria. Por motivos que muchos conocen tuve que mudarme de mi Caracas natal a un nuevo destino y he aquí que todo confluyó para que ahora viva en la Oviedo de Florida, que se pronuncia O-vee-dough. Pero lo que hace todo más simpático, es que mi mama nació en la Oviedo de Asturias (España), unos cuantos siglos más antigua.


El 10 de marzo de 2019 se conmemoraron 140 años desde que un pequeño asentamiento situado en el borde del lago Jessup en el centro de Florida recibiera el nombre de Oviedo a los fines de recibir un puesto de correo y una estación del ferrocarril. Intrigada por su nombre pero también por lo que sus calles podían esconder, me dediqué a recorrerla a fondo, compartir con sus ciudadanos e investigar el porqué se llama Oviedo. Y no hay mejor excusa que este cumpleaños para contarles todo sobre esta pequeña ciudad del centro de Florida.


Situado en el borde del lago Jessup, solo 40 km al norte de los parques temáticos de Orlando, se encuentra este pequeño pueblo, que experimenta en los últimos años un crecimiento vigoroso, aunque conserva su esencia rural, rodeada de plantaciones agrícolas. Famoso por sus gallos que caminan libremente por las calles de su centro histórico, tiene algunas cosas interesantes que ofrecer a sus visitantes.


Primeros años

Estas tierras eran el hogar de los nativos americanos Timucuas, que más tarde pasaron a formar parte de las tribus Seminolas, para luego experimentar un crecimiento de su población a partir de 1865, con la llegada de pioneros del norte y ex - esclavos, que buscaban empezar una nueva vida al final de la guerra civil. También empezaron a llegar a finales del siglo muchas familias del norte que venían a pasar los meses fríos de invierno en sus elegantes casas alrededor del lago Charm, pero también un importante número de emigrantes del centro de Europa y Rusia.

La actividad económica era fundamentalmente agrícola, sobre todo cultivo de naranjas y celery, que comercializaban a través del puerto de Sandford y Orlando, donde llegaban navegando en barcos de vapor y después con la llegada del ferrocarril. El correo llegaba dos veces a la semana en esos barcos, pero se hizo necesario establecer un puesto de correos y elegirle un nombre. Los historiadores señalan que el 13 de marzo de 1879 Andrew Aulin, un inmigrante sueco, que amaba leer y hablaba cuatro idiomas, elegido para dirigir dicha oficina postal, escogió el nombre de Oviedo, nombre de una ciudad española, unos dicen porque le gustó como sonaba y otros porque había estado allí de visita, pero lo que sí es seguro que quería un nombre español como el del estado para mantener la herencia española de Florida. La Oviedo original es una ciudad del norte de España establecida en el s. VIII famosa por su arquitectura medieval, su magnifica Catedral y su universidad. De hecho, ambas ciudades mantienen una especial relación de amistad desde hace muchos años que promueve el beneficio de ambas comunidades. La página web del ayuntamiento de Oviedo floridano, tiene un link directo a la del ayuntamiento de la de España para que los ciudadanos puedan conocer más sobre la ciudad que inspiró el establecimiento del Oviedo del “sunshine state”. Y es así como en este año de 2019 se celebran los 140 años de la ciudad de Oviedo.


El Oviedo de nuestros días

La ciudad Oviedo experimento a partir de 1968 cuando abrió sus puertas la Florida Technological University, hoy en día University of Central Florida, la famosa UCF, con casi 60 mil alumnos, y la Full Sail University años después. De esta manera comenzaron a construirse en los alrededores complejos de apartamentos para los profesores y estudiantes, y con la construcción de las nuevas autopistas, de los trabajadores de la ciudad de Orlando. En años más recientes se ha impulsado el desarrollo de un nuevo downtown o centro de la ciudad hacia el sur, el “Oviedo on the Park”, que incluye nuevos complejos residenciales, parques, modernos restaurantes, tiendas, una nueva biblioteca pública y un anfiteatro.

Los gallos de Oviedo

Los gallos de Oviedo se han convertido en una simpática tradición, y nadie puede explicar muy bien porque andan sueltos por las calles del centro histórico. Rondan principalmente en los alrededores de la carretera 419 donde muchas veces detienen el tráfico para cruzar tranquilamente (y han ocasionado algún choque). Se han convertido en las mascotas oficiales de la ciudad y los encuentras en franelas, souvenirs, las señales de bienvenida a la ciudad que decoran los postes de luz y muchos residentes lucen en sus carros una calcomanía "I brake for Oviedo's chickens" (frené por los pollos de Oviedo). Incluso fueron los protagonistas de un documental en el año 2009. Al contrario de lo que piensa la gente, no existe ninguna ley especial que los proteja, pero ahí se mantienen año tras año.


Downtown histórico

Un recorrido por los edificios históricos construidos a finales del s. XIX y principios del s. XX, que poco a poco se han venido restaurando se promociona para los interesados. Incluye los edificios de las grandes empresas agrícolas que operaban en la ciudad, como la Nelson Company, que empezó a funcionar en 1886 comerciando naranjas bajo la etiqueta “Pride of Oviedo” y que mantiene en pie su característica torre de agua.


También se conservan los edificios originales de las primeras iglesias de distintas confesiones y las casas de las primeras familias que vivieron en Oviedo que se encuentran alrededor de las calles Graham Av y Garden St principalmente.

Vida comercial

Tiene un pintoresco centro comercial The Oviedo Mall construido en 1998 y dos tiendas de antigüedades, Oviedo Antiques Mall y The Coop que son muy grandes y en las que te puedes perder toda una mañana entre fascinantes y bien conservados objetos.

Un mercado de productos locales o farmer´s market se celebra el primer sábado de cada mes en los jardines de la Lawton House, un edifico histórico de 1890 que hoy es sede de la Sociedad Histórica de la ciudad.

Disfrutando la naturaleza

Dos grandes reservas naturales protegen el cauce del río Econlockhatchee y sus bosques, donde es posible acampar, hacer senderismo y explorar. Al norte, la reserva natural Black Hammock en el borde sur del lago Jessup. Allì nos fuimos hasta el Black Hammock instalaciones que ofrecen paseos en bote por el lago, con la mayor cantidad de caimanes del país, y acercarse a Bird Island, un santuario de aves, donde si tienes suerte podrás observar al Águila Calva que es el ave oficial de los Estados Unidos. Tiene un restaurant donde puedes probar las especialidades preparadas con carne de caimanes.


Cementerio de Geneve

Al sureste del centro histórico puedes acercarte al pequeño pueblo de Geneve. La ciudad fue un asentamiento de familias rusas en los 1800´s y su antiguo cementerio recibe la visita de muchos turistas amantes de la historia y la fotografía. Están enterrados 17 soldados de la Guerra civil, 15 del ejército de la confederación (el sur) y 2 que sirvieron a la Unión (el norte). Es muy antiguo y los típicos árboles de Florida cubiertos de musgo colgante le dan un toque muy especial.

Escríbeme
 
viajarycelebrar@gmail.com
 
Me encantará conocer
tus opiniones y comentarios. 
 
Categorías
Sigueme
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2017 by Viajarycelebrar.  Proudly created with Wix.com