La Ruta de las Ruinas Históricas de Florida


Quedé sorprendida cuando leí sobre las ruinas históricas que se conservan en la costa noreste de Florida, al norte de Daytona Beach. Y más aún cuando leí sobre la historia que encierran y lo bellas que se veían en las fotos. Así que un sábado me fui a descubrirlas y aquí se las presento.

Ruinas de antiguas plantaciones

Las plantaciones de Florida crecieron a partir de la época en que el territorio ya era parte de los Estados Unidos, y eran como las hemos visto en las películas: tenían su mansión donde vivían los señores, sus cabañas para los esclavos, su trapiche. Y todo fue quemado por los nativos seminoles durante la Segunda Guerra Seminola entre 1835 y 1836. Este conflicto surgió de la negativa de los seminoles a trasladarse en virtud de la ley promulgada por el gobierno para el traslado de todos los nativos a reservas en territorios del Mississippi. Durante estos enfrentamientos, quemaron todas las plantaciones de la zona, fuente de grandes ingresos y como señal de que las tierras eran de su propiedad.

Mala Compra Plantation – Palm Coast

Los restos arqueológicos de la Plantación Mala Compra (el nombre español permanece) se conservan en un parque en Palm Coast, al sur de St. Agustine. Esta plantación del siglo XIX pertenecía al primer congresista hispano de Estados Unidos y el primer delegado de Florida, Joseph Marion Hernández, nacido en St Agustine cuando todavía era una colonia española. Transfirió su lealtad a los Estados Unidos cuando el territorio de Florida fue traspasado en 1821. Mala Compra y las plantaciones vecinas fueron adquiridas a partir de 1816 por Hernández. Esta plantación llegó a ser una de las más grande de Florida que se dedicaba principalmente al cultivo del algodón y maíz hasta principios de 1836 cuando fue incendiada por los seminoles, durante la Segunda Guerra Seminola. Las excavaciones de las ruinas de la plantación comenzaron en el 2001 y se han encontrado las bases de la mansión donde vivían los dueños y la cocina que estaba en el exterior, recuperándose además varios objetos. Los restos se encuentran expuestos al aire libre, protegidos por un techo de madera, en Bing's Landing Park. Numerosos paneles muestran la arqueología y la historia del sitio.

Bullow Plantation and Sugar Mill Ruins – Flager Beach

Propiedad de la familia de John Bulow desde que la adquiriera en 1821, era una de las plantaciones más grandes de la región, dedicada a los cultivos de caña de azúcar, algodón, arroz e índigo. A su muerte en 1823, su hijo de diecisiete años, John Joachim Bulow, heredó la propiedad y la administró. En la Navidad de 1831 a enero de 1832, Bulow recibió al artista y naturalista John James Audubon, quien exploró el área en su estudio continuo de las aves estadounidenses. La plantación fue quemada por los indios seminoles en 1836. Hoy en día el lugar es un Parque Histórico Estadal. Un sendero por el bosque que las rodea te lleva por los antiguos terrenos de la plantación, frente al río Bulow Creek, pasando por los restos de las bases de piedra de la casona principal y de las cabañas de los esclavos hasta que llegan a las ruinas del trapiche (sugar mil), que forman parte del Registro Nacional de Lugares Históricos. Una casa restaurada se ha convertido en un museo abierto donde se exhiben objetos recuperados en las excavaciones y paneles informativos sobre la hacienda y la vida en el siglo XIX

Dummet Plantation Mill Ruins – Ormond Beach

En 1825, el coronel Thomas H. Dummett, oficial de la Infantería británica, adquirió esta plantación donde se instaló con su familia para dedicarla a la producción de caña de azúcar. Construyó un molino de azúcar y una destilería de ron utilizando el primer molino triturador de caña a vapor en el área. Sólo el molino de azúcar fue construido por Dummett; Las casas y edificios eran de la antigua plantación propiedad de John Bunch. Usando alrededor de 100 esclavos y 40 indios locales durante la temporada de molienda, los jugos de la caña de azúcar se calentaban y convertían en melaza, y se almacenaban en tres cisternas para luego destinarse a la destilería de ron de la plantación. Fue quemada durante la Segunda Guerra Seminola en 1835. Dummett se mudó con su familia a San Agustín por seguridad. Compró una casa en la esquina de las calles St. George y St. Francis, que es hoy en día la posada St. Francis.

Dunlawton Sugar Mill Gardens – Port Orange

Las tierras de Florida se dividieron y entregaron en concesiones por España a los colonos que querían instalarse allí. Las ruinas de esta plantación, que hoy en día es un parque, están ubicadas en una porción de 5 hectáreas de las 400 que originalmente comprendían la concesión de tierras otorgada a Patrick Dean el 31 de agosto de 1804. Dean cultivó caña de azúcar, algodón y arroz, y posiblemente añil. En 1818, según informes, fue asesinado por un indio o esclavo renegado. La plantación finalmente pasó a manos de John B. Bunch McGrady como herencia. Era un oficial de la Armada británica y no tenía ningún interés en la agricultura, por lo que vendió la tierra a Charles y Joseph Lawton por 3000 dólares que más tarde fue adquirida por Sarah Petty Anderson (Dunn) en 1832. En esta plantación se producía azúcar y melaza hasta diciembre de 1835, cuando fue quemada por los indios seminoles y quemada de nuevo en 1856 durante la Tercera Guerra India Seminola. En 1862 fue la sede de un campamento del ejército confederado, los St. John Rangers, durante la Guerra Civil. A lo largo de la guerra, las calderas se utilizaron para la producción de sal para la conservación de alimentos y municiones. En el lugar, un roble centenario llamado “Confederado” se conserva como testigo de esa época. Desde los años 80, el lugar se conserva en Dunlawton Sugar Mill Gardens, un pequeño parque con diferentes jardines y colecciones de plantas, que hacen del lugar un sitio ideal para pasar un rato muy agradable.