Una ruta tras los pasos de Simón Bolívar en Caracas


En la ciudad de Caracas, capital de Venezuela, nació Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte Palacios y Blanco, mejor conocido como el Libertador Simón Bolívar. El Libertador de Venezuela y Colombia, Panamá, Perú, Ecuador y Bolivia. Considerado por una investigación histórica de la BBC de Londres como uno de los 100 personajes históricos más influyentes del s.XIX. Y un día cualquiera, me fui a recorrer los lugares históricos de la ciudad en los que Bolívar nació, creció, vivió y empezó a llevar adelante su proyecto para liberar a los pueblos de América del dominio ejercido por España desde los tiempos de Cristóbal Colon. Volví visitar los lugares que conocí desde pequeña, en excursiones escolares y paseos de domingo, y los mis primeros libros de historia. He aquí la ruta que les sugiero para que conozcan un poco más sobre El Libertador:


Nacimiento e infancia de Simón Bolívar: la Casa Natal del Libertador


La Casa Natal de Simón Bolívar es el lugar donde nació el 24 de julio de 1783.


La casa está ubicada entre las esquinas de San Jacinto a Traposos, en la Plaza El Venezolano, pero que en los tiempos de Bolívar era la Plaza San Jacinto, el centro de la ciudad colonial. En esta misma casa nacieron también sus hermanos María Antonia, Juana Nepomuceno, Juan Vicente y María del Carmen. En ella creció el Niño Simón y recibió clases de sus primeros maestros, porque los niños de la clase más alta de la sociedad recibían las clases en su casa. La familia Bolívar ocupó la casa hasta 1792 año de la muerte de la madre del Libertador, cuando contaba 9 años. Ya su había fallecido cuando tenía 2 años. Huérfano el Libertador, quedó al cuidado de sus hermanos mayores y familiares en otras casas de la familia.


Cuentan los historiadores, que Bolívar visitó esta casa por última vez en enero de 1827, en su último viaje a Caracas, siendo cordialmente invitado por la familia Madriz a cenar en su antigua casa natal. Dicen las crónicas que, en aquella tarde, el Libertador llegó sólo, vestido de civil, y dispuesto a recordar sus años felices de la infancia. Esta visita lo emocionó profundamente, al punto de improvisar un breve discurso que culminaría con un llanto producido por la rememoración de sus primeros años de vida en compañía de sus padres y hermanos. Hizo un brindis, presagió años duros para su vida y los intereses de los territorios de América, y antes de marcharse recorrió por última vez en silencio los diferentes rincones de la casa. Jamás volvió a ver la casa.


La casa, al estilo colonial, con 23 metros de frente y 60 metros de fondo, presenta una secuencia de patios rodeados por corredores y habitaciones. Destaca en una de las alcobas una cama de caoba de la época colonial que marca el sitio exacto donde nació Simón Bolívar.


Las habitaciones están decoradas con murales y cuadros alusivos a la vida del Libertador y sus familiares, sobre todo del pintor Tito Salas y de Martín Tovar y Tovar. Como el maravilloso cuadro que recrea la Boda del Libertador con María Teresa Rodríguez del Toro, su primera y única esposa.


En el patio principal se encuentra la pila en donde fue bautizado el Libertador, la cual perteneció antiguamente a la Catedral de Caracas.


Al recorrer la casa podemos apreciar piezas de muebles antiguos, enseres y objetos diversos de la época de Bolívar, los cuales fueron donados por familias caraqueñas. Se incluyen numerosos escaparates de caoba, que contienen parte del Archivo del Libertador, joyas de la familia; la Condecoración del Perú al Libertador; urna de bronce con pedestal de mármol que contiene tierra del Monte Sacro; una silla de manos del siglo XVIII, con dorados, que perteneció a la madre del Libertador; entre muchos otros.



Museo Bolivariano y Sociedad Bolivariana de Caracas


A un costado de la casa Natal del Libertador podemos visitar el Museo Bolivariano, dedicado a mostrar piezas relacionadas con Simón Bolívar y con la historia de Venezuela. Es además la sede de la Sociedad Bolivariana.