Mi lista de las 25 cosas que (todavía) se pueden hacer en Caracas


A pesar de la crisis que atraviesa el país, hay que seguir viviendo. Hoy te presento las 25 cosas que todavía se pueden hacer en Caracas, probadas y fotografiadas por esta servidora, para lo cual tomé como guía la lista de las 101 cosas que se publicara en el año 2012 que encontré en internet. No voy a detenerme a contar todo lo que ya no se puede hacer, que para eso también me sirvió esa recopilación. Voy a ser optimista en estos tiempos que vivimos, porque todavía hay mucho que podemos hacer en nuestra querida ciudad.


1. Subir al teleférico y admirar desde arriba a Caracas. También puedes subir hasta Galipán y comerte un sándwich de pernil y unas fresas con crema.


2. Subir al parque El Calvario pasando por debajo del Arco de la Federación y admirar Caracas desde arriba, La vista de las famosas torres de El Silencio con una de las torres de Parque Central entre ellas sólo se ve desde aquí. Al regreso, bajar sus escaleras. Para esta visita, puedes unirte a una de las muchas excursiones que se organizan en estos días.

3. Visitar muy cerca de la Avenida Urdaneta la Casa de Estudio de la Historia Lorenzo Mendoza mejor conocida como la Casa Veroes y probar en su café en el jardín un té de flor de Jamaica o uno de sus famosos postres venezolanos.


4. Ir a conocer el Museo Sacro a un lado de la Catedral de Caracas. De paso, volver a recorrer la Catedral, deteniéndote ante la Ultima Cena de Michelena (inconclusa) o el monumento funerario de la esposa y padres del Libertador.

5. Visitar el pueblo de El Hatillo y entrar a la tienda Hannsi, probar una de las muchas tortas que venden frente a la Plaza Bolívar y probar comida típica venezolana en el restaurant La Gorda, donde hasta el mismísimo Gabriel García Márquez se sentó.

6. Contemplar la Plaza Francia y el bello edificio Altamira que forma parte del complejo arquitectónico diseñado por Luis Roche para recordar la Caracas de los años 40 y 50. No te olvides de tomarte una foto con el obelisco y el Ávila de fondo.


7. Ir a un concierto en el Centro de Acción Social por la Música en Quebrada Honda y maravillarte con las obras de Cruz Diez que lo decoran.

8. Visitar el Panteón Nacional y conocer el Mausoleo del Libertador (es maravilloso, las críticas por su construcción, exageradas por razones políticas, nos privaron de admirar su verdadero esplendor).


9. Ir a ver la obra de Arturo Michelena “Miranda en la Carraca” en la Galería de Arte Nacional.

10. Pasear por Los Próceres recordando a todos los protagonistas de nuestro proceso de independencia.


11. Recorrer las iglesias del Centro, pero mejor en Semana Santa cuando están totalmente iluminadas y bellamente adornadas con flores.


12. Armarse de valor, y tomarse una foto con la estatua ecuestre del Libertador de fondo en la Plaza Bolívar del centro histórico de Caracas. Seguir el paseo por los lugares que marcaron sus primeros años: su Casa Natal y la Casa del Vínculo y del Retorno donde vivió con María Teresa.

13. Visitar la capilla donde nació Venezuela: la Capilla Santa Rosa de Lima en el Palacio Municipal de Caracas, donde se declaró la Independencia en 1811. Pregunta por su curador, que con mucho gustó te dará todos los detalles.


14. Admirar las obras de Picasso y Goya del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas.


15. Recorrer los Museos de Bellas Artes y de Ciencias Naturales, y tomarte un jugo exótico en el quiosco que está en la Plaza de los Museos.

16. Perderte entre las coloridas obras del Museo de la Estampa y del Diseño de Carlos Cruz Diez en la Avenida Bolívar. Más obras de este autor se encuentran por toda Caracas al aire libre y merece la pena hacer el recorrido, como el Mural de Plaza Venezuela, el de los Palos Grande y el del edificio de Banesco en El Rosal.