Itinerario para recorrer Italia por tu cuenta en dos semanas


Italia es uno de los países que se encuentra en la lista de cualquier viajero. Tiene tanto que ver que es necesario dedicarle por lo menos dos semanas para recorrer las ciudades más importantes, con calma, perdiéndose en sus calles, contemplando sus monumentos, aprendiendo de arte y de historia. Por supuesto, sentarse a probar sus platos típicos debe estar incluido (varias veces) en cualquier plan.


Así que te he preparado un itinerario con lo más importante que ver en dos semanas, tal y como lo hicimos nosotros, dos semanas de recorrido en un vehículo alquilado empezando en Roma y terminando en Milán, viajando a tu propio ritmo. He añadido una lista de los lugares imprescindibles para que tengas una idea de todo lo que hay que ver.


Roma. Cuatro Días

DIA 1 Llegamos a Roma al Aeropuerto de Fiumicino, en nuestro caso en vuelo desde Barcelona. Allí mismo ya puedes tomar tu vehículo alquilado y empezar tu recorrido. Cuatro días son perfectos para conocer lo mejor de esta ciudad, pero prepárate a caminar porque hay mucho que ver. El primer día, dependiendo de la hora de llegada, puedes tomar las cosas con calma y acercarte a la zona del Coliseo para ver el atardecer y cenar por los alrededores. Y a la cama temprano que al día siguiente hay mucho que hacer.


DIA 2 Puedes dedicar el segundo día para visitar el Vaticano. A primera hora empieza con los Museos Vaticanos. Es conveniente comprar en internet por adelantado la entrada porque así ahorrarás mucho tiempo ya que siempre hay largas filas. Aquí estarás prácticamente toda la mañana recorriendo las salas que exponen la gran colección de arte griego y romano (la mayor del mundo), egipcio y etrusco, y por supuesto las grandes obras de arte del renacimiento en salas como la “Estancia de Rafael”, la de los Borgia, la de Constantino. Terminarás con la célebre Capilla Sixtina con el “Juicio Final” de Miguel Ángel en su bóveda y frescos del siglo XV de Botticelli, Perugino y Ghirlandaio, entre otros.


Podemos visitar ahora la Basílica de San Pedro, edificada en el lugar en que san Pedro sufrió martirio y fue sepultado. La iglesia más grande del mundo merece otro recorrido despacio, admirando todas sus obras de arte, como la “Piedad” de Miguel Ángel, el Baldaquino de bronce de altar mayor obra de Bernini, la estatua de San Pedro de Arnolfo di Cambio y la maravillosa cúpula de Miguel Ángel.


Dando un paseo a través de la Plaza de San Pedro admirando su imponente fachada y su columnata proyectada por Bernini, cruzamos la frontera del Vaticano con Italia a través de la vía de la Conciliación y llegamos a Castel Sant'Angelo, la fortaleza de los papas edificada en la Edad Media sobre los restos de la tumba del emperador Adriano (siglo II d. C). Tiene un museo y sus terrazas ofrecen maravillosas vistas de la ciudad y conectado con los edificios papales a través de un pasadizo elevado (el llamado "Passetto"). Ya para terminar, atravesamos el puente degli Angeli, con sus famosas estatuas de la escuela de Bernini, y llegamos hasta el Trastevere, uno de los barrios más característicos de la ciudad, lugar ideal para pasear por coloridas callejuelas y plazas, y terminar el día cenando en uno de sus muchos restaurantes.


DIAS 3 Y 4. Estos dos días los dedicaremos a recorrer la ciudad y todos sus monumentos. Para verlo todo y detenernos sólo en lo que nos interesa lo mejor es comprar un boleto de dos días para el bus turístico que te permite bajar y subir donde quieras, o simplemente admirar la ciudad desde su piso superior descubierto. Los lugares imprescindibles para mí son, por nombrar algunos son: el Museo del Ara Pacis, Mausoleo de Augusto, Pizza di Spagna, Fontana de Trevi, Campo de Fiori, Piazza Navona, el Panteon, Piazza della Repubblica, Iglesia Santa Maria Maggiore, Iglesia San Pietro in Vincoli donde está el Moisés de Miguel Ángel, el Coliseo y el Foro Romano (comprar con anticipación la entrada al Coliseo), la Bocca della Veritá y el Circo Massimo. Recuerda organizar previamente donde te vas a detener y entrar para que te rindan los dos días.



Dia 5. Roma – Asís – Siena - Florencia

Desde Roma tenemos que recorrer 197 Km para llegar al bello pueblo medieval de Asís o Assissi en italiano donde podemos pasar mediodía y almorzar en uno de sus restaurantes. Es mundialmente conocido porque aquí nacieron, vivieron y murieron San Francisco y Santa Clara: por eso, los excepcionales acontecimientos de sus vidas, y la difusión de la ideología franciscana, constituyen el rasgo más particular de la ciudad, que ha llegado a ser nombrada centro de espiritualidad y de la paz. Merece la pena entrar y visitar la Basílica de San Francisco, construida entre 1228, 2 años después de la muerte del santo, y 1253. Son dos iglesias, una arriba de la otra, en la cumbre de una roca. La iglesia inferior sirve de cripta para los despojos de San Francisco que está sepultado aquí. La iglesia superior a la que se entra a través del claustro del convento tiene una importante muestra del arte italiano del os s. XIII y XIV, destacando frescos de Giotto sobre la vida de San Francisco. En los jardines se exhiben los supuestos rosales sin espinas del milagro de San Francisco. La ciudad tiene otras importantes iglesias como la de Santa Clara y el Duomo o Catedral de Assissi.