Visitando el campo de la Batalla de Gettysburg y sus fantasmas


Durante nuestro recorrido por la costa este de los Estados Unidos, cuando cruzábamos por el estado de Pennsylvania, nos acercamos a conocer el lugar donde se llevó a cabo la famosa Batalla de Gettysburg durante la Guerra de Secesión, hoy convertido en Parque Nacional.


La batalla, considerada la mayor registrada en territorio estadounidense, tuvo lugar del 1 al 3 de julio de 1863 y se desarrolló en las afueras del pueblo de Gettysburg, y hasta allí nos dirigimos, un pueblo típico americano rodeado por los recuerdos de la batalla y las leyendas de los muchos sucesos extraños que testigos afirman experimentar desde entonces, cuando visitan este lugar. Gettysburg queda en el estado de Pennsylvania (una hora y media desde Washington o dos horas y media desde Philadelphia).


A nivel militar, la batalla marco un punto de inflexión de la Guerra Civil Estadounidense (1861-1865) marcando el inicio de la ofensiva de la Unión que los llevaría a ganar la guerra.​ Fue una gran victoria para el Ejército federal (Ejército de la Unión) al mando del Gral. Meade, y un hecho desastroso para la Confederación, bajo el mando del Gral. Lee. Es la batalla considerada la de mayores bajas en los Estados Unidos. Se contabilizaron unos 50.000 soldados muertos durante los tres días que duraron los enfrentamientos, lo que nos da una idea de lo sangrienta que fue.


Soldados de la Unión muertos en el campo de batalla de Gettysburg, fotografiados el 5 de julio de 1863. Tomada de internet


Desde entonces, se han venido popularizando los llamados fantasmas de Gettysburg y los muchos relatos de fenómenos extraños que allí se experimentan. Los turistas y “cazadores de fantasmas” han logrado hacer fotografías con imágenes realmente enigmáticas, se han realizado docenas de grabaciones, muchos vídeos relacionados con fantasmas se han rodado en el lugar. National Geografic incluso realizo un documental el cual les aconsejo si les gusta este tema.


Una vez recorrido el pueblo, y con tantas historias de fondo, nos acercamos hasta el Gettysburg National Military Park, que abarca todo el campo de la batalla y los muchos monumentos que se han levantado en el lugar para recordar los hechos y las víctimas.

Llegamos primero al edificio del centro de información para los visitantes, ubicado en un granero de más de cien años que ha sido reformado para cumplir con esta función.


La principal atracción de este centro de visitantes es el Cyclorama, una enorme pintura circular que recrea los principales sucesos ocurridos durante la batalla. Esta pintura se realizó en 1884 y es similar a la que se encuentra en Waterloo, Bélgica, y que recrea aquella otra famosa batalla.


También se proyecta una película de 22 minutos, narrada por Morgan Freeman que nos narra el desarrollo de la batalla. Existe además museo que tiene varias exposiciones sobre la Guerra de Secesión, con uniformes, armas, monedas, etc.


El campo de batalla tiene una superficie de 2.300 hectáreas, en la que hay varias zonas dedicadas a recrear la lucha que tuvo lugar en cada una entre ambos bandos durante los tres días que duró la batalla. Se han levantado unos 1.400 monumentos que rememoran el conflicto y además se pueden ver baterías de cañones de la época, apuntando en la misma dirección que esos días.


En el centro de visitantes tienen varios recorridos guiados, pero todos son en inglés. También te entregan un mapa (también hay audio guías) para que vayas haciendo el recorrido en tu propio vehículo y eso fue lo que hicimos. Nosotros estuvimos toda la mañana paseando por el lugar, deteniéndonos de vez en cuando para leer el material que nos dieron y que yo también llevaba impreso con las historias y leyendas.